Archivos de la categoría memes

What are we doing?!?

I think I’m suffering from Internet Fatigue. Every day my Facebook and RSS feeds are filled with articles, videos, and images of Important Truths You Should Know. Everyone is clamoring in unison about global warming, women’s rights, gun laws, animal cruelty… The list goes on and on and on. All of these are important topics, yes, worth fighting for, definitely. But we’re all more or less hand-tied. Or lazy. Or simply trigger-happy with the Repost alternative. We fight the good fight from behind our keyboards, and we have become a swarm of voices shouting into cyberspace. Therefore what may have once been content of dubious reputation is now a steady stream of passionate opinions everted ALL IN CAPS-LOCK! 600capslock_greeting_card Our own voice may get lost in the shuffle and tide of this sudden widespread activism, but that doesn’t worry me as much. What worries me is that, in the attempt to put in public display all the horrors we want to decry, we’re desensitizing our followers, friends, interlopers. We scroll down our timelines, allowing 2.5 seconds of attention for each entry, chuckling or nodding in agreement, hitting Repost, moving on. And the actual problems persist. Because everyone is now aware but they’re so saturated with content that very few people will actually DO something. had+to+be+said+sorry+_af564d74eb74602896462b7d7e182f13 It’s no one’s fault, really. Some have (and always had) the gumption to take action against the injustices of the world. Others are too exhausted or indifferent. It’s the way society has been constructed, and overturning this will take more than a blog post or a Facebook campaign. But we apparently started taking ourselves too seriously around the same time that hipsters leapt into the mainstream consciousness, and now instead of memes and Ain’t-It-Cool news, we have flooded our feeds with Actual Important Content. And it is all portrayed this way (“you will never believe…!” ) even if it isn’t of any real consequence. Amazing-Fact Maybe it’s time  we stopped using the internet for Serious Adult Stuff and make it fun again, a way to connect with the ones we love, not a way to drive ourselves to despise them because you’re sick and tired of all their posts about racial disparity. Yes, I think these are important topics too. But having everyone shout about it at the same time will not make it more so. download

Share

I’ve been airlocked, now what?

How long could you survive in the vacuum of space?
OnePlusYou Quizzes and Widgets

:-( The outlook is horrifyingly grim:

Congrats! You could survive for 1 minute 17 seconds !

In the first 30 seconds any fluid on the surface of your body would begin to boil due to lack of ambient pressure, this includes the saliva on your tongue and the moisture in your eyes. Your eardrums would most likely burst due to the pressure in your body trying to equalize with the vacuum outside. Unlike what some science fiction films have suggested, your body would not explode.

After the first 15 seconds you would lose consciousness. If you held your breath you could potentially stay alive longer but you risk pulmonary trauma. If you didn’t hold your breath you’d pass out sooner, but your lungs might have a better chance of avoiding permanent damage.

The pressure in your veins would rise until your heart no longer had the capacity to pump blood, at which point you’d die.

Share

Meme (#001) – Ocho cosas

Bueno, esto me parece que ya lo había hecho antes (o cosas similares). Pero nunca está de más auto-evaluarse periódicamente. (Sí, porque para eso son estas cosas)

1. Cada jugador(a) comienza con un listado de 8 cosas sobre sí mismo.
2. Tienen que escribir en su blog esas ocho cosas, junto con las reglas del juego.
3. Tienen que seleccionar a 8 personas más para invitar a jugar y anotar sus blogs/nombres.
4. No olvides dejarles un comentario en sus blogs respectivos de que han sido invitadas a participar.

8 Cosas Sobre Mí Misma (o algo…)

1) Prefiero pasar frío que pasar calor. El frío se resuelve añadiendo ropa. El calor no hay modo de quitarlo sin desvestirse y meterse en una ducha fría.

2) Aprendí a nadar a los 20 años de edad en la universidad. Desde chiquita le había tenido terror al agua. Pasé muchas vergüenzas por eso mismo, especialmente en escuela superior y luego en la universidad. Creo que lo que me puso a considerar cambiar ese detalle fue un paseo con unos amigos de la universidad: fuimos al Yunque, a una charca que hay allí, y mientras todos estaban tripeando en el centro de la charca, yo estaba parada en una esquinita mirándolos de lejos.

3) Hay comidas que me han comenzado a gustar “después de vieja” (y que no pasaba de chiquita): el queso roquefort (o blue cheese), las setas y los pimientos rojos. Estos últimos me empezaron a gustar hace apenas 2 años. De aquí a 20 años más, probablemente mi dieta haya cambiado considerablemente.

4) Me da pereza usar lipstick, pero tengo una obsesión enfermiza con los lip gloss y los plumpers, al punto de que aun no consigo el “lip gloss perfecto”.

5) Mi primer beso fue con uno de los hombres más encantadores que he conocido en mi vida, antes de que fuera un hombre hecho y derecho siquiera. Fue detrás de la cancha del colegio, temprano en la mañana, y me dejó las rodillas temblando. Lo besé nuevamente unos 13 ó 14 años más tarde y me causó lo mismo. El único beso que me ha dejado exactamente igual fue mi primer beso con mi pareja actual (y no, no lo estoy diciendo porque él lee esto).

6) Las películas de fantasía épica bien hechas, como la serie de Lord of the Rings o The Chronicles of Narnia, me hacen llorar de la emoción. También me ponen a llorar los documentales de animales y los muñequitos.

7) Mi primer sorbo de whiskey fue a los 3 ó 4 años de edad. Más o menos a esa misma edad mi papá comenzó a darme los desayunos con un vaso grande de café instantáneo con leche fría y mucha azúcar. Afortunadamente yo era una niña tranquila, porque si no, con ese combo hubiese sido inmanejable.

8) Me gusta el sabor de la sangre. Lo sé, suena gótico, suena a basura escrita por un niño emo falto de atención. Pero me gusta, especialmente cdo me corto el labio por falta de humectación, como ahora mismo. Si no me cuido bien, soy capaz de dejarme el labio en carne viva por la manía que tengo con pelarme los labios.

Bueno, ahora les toca a ustedes!

Ezequiel
Mika
Julio
Pepe
Kiwi
Chichi
Tattiana
Ricky (ahi está tu excusa para escribir algo)

Share